El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

martes, 12 de mayo de 2015

HABILIDADES DEL PENSAMIENTO CREATIVO EN LA GESTIÓN EMPRESARIAL TURÍSTICA

Un correcto pensamiento creativo requiere la existencia de determinadas habilidades, todas ellas importantes para el adecuado desarrollo del proceso.

La creatividad se ha convertido en un motor de desarrollo para las empresas turísticas, vital para un loable progreso del sistema de gestión para alcanzar el principal objetivo de cualquier negocio: la maximización de beneficios.

Para alcanzar ese objetivo tan importante, y del cual depende el presente y el futuro de toda empresa, es necesario aplicar una exhaustiva gestión, siempre orientada a ofrecer al cliente un servicio con un nivel de calidad superior al que espera encontrar a la hora de efectuar la contratación de su producto y/o servicio turístico.

Habilidades básicas del pensamiento creativo
Juicio controlado

Un aspecto a tener en cuenta es apartar y posponer el juicio de valor a las ideas creativas, no disminuirlo, ya que de esta manera pueden conseguirse varias acciones encaminadas a la consecución que perseguimos con la aplicación de las técnicas.

La producción de una mayor cantidad de ideas es el principio básico del planteamiento expuesto, ya que gracias a estas ideas podemos obtener una mayor eficacia, lo cual proporciona oportunidades a las combinaciones creativas que puedan surgir en el “brainstorming” inicial, culminando tal efecto con el incremento del potencial para tomar mejores decisiones reduciendo el conflicto personal, incrementando la propiedad del grupo.

Hacer preguntas

El planteamiento de preguntas resulta vital para un adecuado avance en el proceso creativo, ya que surgirán muchos por qué, muchos números, fechas y resultados ante los planteamientos formulados.
En esta habilidad adquieren un especial protagonismo las emociones surgidas en el proceso de aplicación de técnicas creativas en la organización.

Cambiar perspectivas

La idea de mantenerse fiel a unas determinadas perspectivas debe modificarse hacia un cambio en las mismas, ya que es necesario efectuar una división en partes estableciendo una adecuada empatía con competidores y clientes, obteniendo una imagen global que nos lleve a divisar perspectivas personales, posicionadas desde el final hacia adelante.

Podemos aplicar aquí la famosa frase de Albert Einstein: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Ampliar los límites de la lógica

A veces los límites nos los hemos autoimpuesto nosotros mismos. Para “salir fuera”, el enfoque funcional es la clave, pensando en para qué sirve el producto/servicio, no qué es.

Debemos pensar en productos y servicios funcionales, dinámicos y que aporten al turista un alto grado de calidad y de bienestar, con el objetivo de generar en los mismos un alto grado de satisfacción.

Siguiendo unos parámetros lógicos básicos, tenemos que continuar “amoldando la lógica" hacia nuestros intereses y objetivos, estableciendo nuevos principios y premisas basadas en la coherencia y en la orientación al éxito.

Hacer asociaciones

Legamos al corazón de la creatividad. Tras la puesta en marcha de las habilidades anteriores ya se debe estar preparado para hacer nuevas asociaciones y combinaciones.

Para conseguirlo es necesario aplicar unos principios básicos:

- Creer que todas las cosas tienen algo en común.
- Evitar las barreras.
- Hacer preguntas.

Imaginar consecuencias
 
La imaginación de consecuencias trata de visualizar y describir escenarios que no existen (proyectos de visión futura), destacando:

- Reconocimiento de áreas afectadas.
- Imaginar de qué manera se ven afectadas.
- Imaginar los efectos específicos.

Una correcta visión de futuro nos permitirá estar preparados para cualquier eventualidad que pueda aparecer y poder subsanarla de la manera más rápida y eficaz posible.

El compromiso con el futuro, pues, se convierte en un objetivo marcado que dependerá del correcto desarrollo del presente.


Fuente: Prodetur, EOI
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario