El Rincón del Turista

El Rincón del Turista
José Miguel Balcera Barrero

viernes, 3 de julio de 2015

PRECIO TURÍSTICO: DECISIONES ESTRATÉGICAS A NIVEL DE NEGOCIO EN LA EMPRESA TURÍSTICA

Para cada negocio o actividad en la que esté presente la empresa turística pueden establecerse diferentes tipologías de comportamientos estratégicos, de manera que la elección para los responsables tenga una guía definida.
 
Existen distintas fuerzas que pueden afectar  a la competencia en el sector y a su rentabilidad, como por ejemplo los competidores actuales y potenciales, sustitutos, proveedores y el mismo cliente.
 
Nos vamos a centrar en las estrategias competitivas genéricas de Porter, con el claro objetivo de obtener una posición ventajosa y defendible en el sector turístico:
 
Estrategia de liderazgo en costes. Se trata de encontrar una ventaja competitiva basada en los costes, de producir o prestar servicios con costes inferiores a la competencia, con el resultado de vender más barato y aumentar la cuota de mercado.
 
Ello se consigue con un aprovechamiento eficiente de los recursos y con la incorporación  de tecnologías y procesos adecuados que reduzcan los costes frente a competidores, pudiéndose también reducir los costes si se bajan algunos niveles del servicio.
 
Ejemplos aplicados al sector turístico: una compañía aérea que prescinda de todos los servicios accesorios durante el vuelo permite la venta de billetes de avión más económicos que otras compañías o un tour operador reduce el precio de venta de paquetes turísticos por su gran disponibilidad de plazas.
 
Estrategia de diferenciación. Esta estrategia parte de la base de que la empresa turística o algunos de sus componentes (servicios, atención al cliente...) son percibidos como únicos por los clientes, pudiendo tener esta apreciación una base real o solo ser una apreciación.
 
 Así pues, la empresa pude vender sus productos y servicios a un mayor precio, ya que el cliente siente que no pueden adquirirlos en otro lugar. La diferenciación puede estar basada en una marca, en la calidad etc.
 
Ejemplos aplicados al sector turístico: Iberia ofrece rutas cómodas y vende espacio en sus trayectos o importantes cadenas hoteleras que venden sobre todo su marca están siendo testigos de que pequeños hoteles se le están adhiriendo para obtener ese prestigio.
 
 
 
.  Estrategia de enfoque. En este caso, nos centramos en un segmento específico del mercado turístico, traducido por ello en un tipo de cliente, en un área geográfica determinada, siendo los criterios de segmentación de tipología bastante amplia atendiendo a las necesidades detectadas para la implantación de este tipo de estrategia competitiva.
 
La cuestión principal es ubicar a la empresa en un entorno específico donde prime la ausencia de rivales o si los hay que sean inferiores a nosotros, creándose así un "nicho de mercado", en el cual la empresa turística puede crear en su interior una estrategia de liderazgo en costes o de diferenciación.
 
Ejemplos aplicados al sector turístico: La ubicación estratégica de la Red de Paradores Nacionales, normalmente en lugares de interés desde el punto del vista patrimonial y cultural o la especialización de algunas cadenas hoteleras en hoteles urbanos de tipologías que oscilan entre las 3 o 4 estrellas como NH.
 
Fuente: Universidad de Sevilla
Presentación: José Miguel Balcera Barrero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario